domingo, 13 de diciembre de 2009

Crítica de "2012"


Si en 2012 se acaba el mundo, no creo que suceda como lo plantea Roland Emmerich. Y empezemos por aclarar que su visión es exacerbada y rococó. Así y todo, son los efecos visuales los que cobran el protagonismo -como siempre- por sobre las simplemente correctas labores de los actores. Tierra que se desmorona como polvo, olas que superan al Monte Everest y super arcas destinadas a salvar a la humanidad. "2012" es un film deliberadamente exagerado a fin de preocupar al expectador respecto a los días que le quedan de vida a nuestro planeta. ¿Consigue preocupar? No, pero sí logra ofrecer muchísimo entretenimiento, que no se ve interrumpido ni siquiera pese al extenso metraje que abarca.

La parte técnica es un lujo (de 200 millones de dólares), y se auguran varios premios en lo que queda de la temporada. Por otra parte, la historia es sencillamente la excusa suficiente para crear impresionantes CGI y tomas digitalizadas asombrosas. Así que, si esperás encontrar algo más profundo, mejor ya tendrías que estar buscando en otra parte. Aunque... mención aparte para algunos momentos de comedia verdaderamente buenos en la trama: Primero, la escena animada "explicativa" del fin del mundo (un gran acierto meter animación flash barata); segundo, la escena del supermercado... "siento que algo nos quiere separar"... Hilarante la manera en que Emmerich juega con estos gags para demostrar que ni el mismo se toma en serio.

Muchos han expuesto su decepción al haberse topado con un film pochoclero y vacío. Y la verdad es que tienen razón. Pero eso estaba más advertido que el supuesto fin del mundo. Así que... yo pienso: "¿la gente que sabe que estas películas son 'bodríos' simplemente van verlas para luego criticarlas?", yo en su lugar me guardaría el dinero para algo mejor -no se, un cd o un buen libro- y no perdería el tiempo "sufriendo" con algo que se que no me va a gustar. A veces es mejor ir a ver cine sin pretenciones para entretenerse un poco. "2012" es perfecta para ello: es un entretenimento... sí, vacío... pero eso ya se atinaba con solo ver el trailer, asi que la culpa no es del chancho "Emmerich", sino de la mano que le da de comer (el film ya lleva más de 600 millones recaudados a nivel mundial... osea , gracias a millones de "masoquistas" que pagaron la entrada, Ja!...)

Por mi parte, tal vez haya disfrutado un poco más de lo común de esta cinta. Lo reconozco, yo a los 10 años me moría por ver "Twister" una y otra vez en video... Llamenme "nostálgico", o simplemente piensen que tuve un "retroceso" y tendrán razón. Viendo "2012" me sentí como hace diez años atrás: todo un niño maravillado por lo que se puede hacer con un gran presupuesto.

Dato loco: Roland Emmerich siempre quiere hacer, el ovni más grande, el Godzilla más grande, el congelamiento más grande... todo tamaño Burger KING... ¿Tendrá algún complejo fálico? Supongo que sus superproducciones no son proporcionales al tamaño de su miembro... XD

2 comentarios:

Jorgee dijo...

masoquistas? jajaja
debo de admitir que me gustan mas Día de la Independencia y El día después de mañana... que esta película! =)

Saludos Masci...
exito en los examenes!
;)

Pablo Martinez dijo...

A mi me entretuvo durante todo el metraje, eso no se puede negar. Es un "casi-bodrio", tal y como lo dije en mi blog jeje.. sólo salvado por los efectos especiales. Porque, seamos sinceron Marianito, sin buenos efectos especiales esta peli es una porquería de principio a fin...

De las de Emmerich, me parece la mejor, y eso que nunca vi (y creo que ni pienso ver) "El patriota".

Saludos!!!!! :D

PM