sábado, 13 de septiembre de 2008

Crítica de "La Desconocida" (La Sconosciuta * * * * +)

La Sconosciuta
****+

Puntaje: 8,50

Sinopsis:
Rena, una joven ucraniana con un pasado lleno de violencia y humillaciones, se muda a una ciudad italiana donde consigue trabajo como empleada doméstica para una familia adinerada. Rena se empieza a encariñar con la familia, y sobre todo con la niña, la cual padece una enfermedad neurológica muy peculiar. El pasado volverá a atormentar a esta mujer con nuevos horrores y violencia.

Crítica:
Giuseppe Tornatore vuelve luego de varios años y su aceptable Málenna, con esta "desconocida" pero interesantísima película, con una mirada más fría y corrosiva de la miseria humana. Su dirección es ejemplar y no cabe duda de que todavía tiene una gran carrera por delante, pero lo que hizo con este film va a ser difícil de superar: Pues ha prevalecido su dirección a tal nivel, que a medida que avanza la película, más avanza la admiración por quién está detrás de las cámaras.
Tornatore da vida propia a la cinta, más allá de la historia o los personajes. Y si bien la fotografía, el montaje, y la banda sonora son excepcionales también, es el tratamiento de ellos una bomba de relojería que parece estar a punto de estallar.

Ver este film implica por parte del espectador un esfuerzo mental inhumano. Es simple pero a la vez complejo: Vemos imágenes oscuras y escuchamos música lugubre de fondo cuando se supone que estamos frente a escenas cotidianas, de lo más normales. Pero así y todo, cada uno de esos elementos va cobra sentido y agregándose al rompecabezas con el correr del tiempo, para dar como resultado una producción invencible, genial. Y cabe destacar que de manera perfecta se adhiere al trabajo la increible interpretación de Kseniya Rappaport.

Ahora bien, el film tiene un problema notable: El guión a pesar de ser interesante y cautivador, no aporta la calidad de diálogos que se espera por la calidad superior de las escenas... ¿me entienden?... Lo explico en forma breve: Las escenas son una más impresionantes que la otra, pero las palabras o no son las adecuadas, o están de más. No hay conversaciones resueltas más allá del diálogo policial, y no estamos precisamente frente a ese género de películas. Por ello le bajo la nota, aunque la escena final es un prodigio en cuanto a no recurrir a ningún tipo de afectación melosa.

Lo mejor: Giuseppe Tornatore y Kseniya Rappaport
Lo pero: algunas inconsistensias en el guión, o quizá el exceso de palabras.